lunes, 30 de marzo de 2009

Gómez Palacio, Margarita, et al. (1988) Propuesta para el Aprendizaje de la Lengua Escrita, México, SEP.

Los autores señalan que la característica fundamental de PRONALEES radica en la flexibilidad de su aplicación, lo cual quiere decir que dependiendo de las condiciones y necesidades del grupo el maestro podrá elegir o crear las actividades que considere adecuadas para cada contenido.

Tomando en cuenta lo antes mencionado, podemos entender porque PRONALEES no es considerado como un método, ya que por éste se entiende a la “secuencia de pasos ordenados para obtener un fin”, sí fuese así las progresión de las actividades y el tiempo en el que deben de cumplirse estarían predeterminados para todos los alumnos, lo cual sería difícil de lograr debido a que los niños no ingresan a la primaria en las mismas condiciones.

Otro punto que es importante de considerar y responde a la pregunta de por qué PRONALEES no es un método, es que “con respecto al proceso de enseñanza – aprendizaje de la escritura y la lectura, los métodos, parten del supuesto de que los niños lo ignoran todo al iniciar su escolaridad”, y no es así pues muchos pequeños cuando ingresan a la primaria ya conocen algunas grafías, incluso hay quienes son capaces de escribir su nombre, por lo tanto el darle sentido a sus trazos es un avance.

También en esta parte los autores nos mencionan que al ser PRONALEES una metodología “se caracteriza por la búsqueda de las causas que determinan un proceso” en este caso se refiere al aprendizaje, tomando como base esta consideración, podemos notar que PRONALEES propicia la construcción del conocimiento, pues al identificar las causas y condiciones que favorecen en el alumno el aprendizaje, el maestro será capaz de idear sus clases de acuerdo tomándolas en cuenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada